El tatuaje es un atrapasueños que representa que debemos dejar pasar lo malo y quedarnos solo con lo bueno. Tiene en el aro los nombres de mis padres porque son el núcleo duro de la familia, a donde siempre puedes volver y en las plumas (3, una por cada uno de mis hermanos) están los nombres de mis hermanos, porque somos libres e independientes aunque unidos siempre.