La flor de loto, famosa por la longevidad de sus semillas, capaces de germinar después de cien años. Mi flor favorita.