El hecho de me que me hiciera este tatuaje, fue por mi padre, que desgraciadamente padece cáncer de páncreas con metástasis; para mí el diamante es el mineral mas fuerte que hay, al igual que él, que lleva sufriendolo mas de 5 años. Y esa la historia que hay detrás de ese tatuaje.