Me tatué el abrazo de madre e hija con el símbolo de infinito, dedicándoselo a mi madre y mi hija. El año pasado cuando mi peque cumplió 1 año, le diagnosticaron a mi madre 1 tumor cerebral. Mi primer tatuaje es un homenaje a mi madre por demostrarnos su fortaleza en su lucha, y a mi peque, por ser mi mejor vía de escape