Hace 5 años que llevo en mi espalda tatuado a mi idolo Mario Casas. Lo tube muy claro desde el principio. Mi admiración por el hizo que lo quisiera llevar por y para siempre en mi piel.