El tatuaje simboliza por una parte el mar que es donde más agusto me siento y por otra la fortaleza y firmeza que hay que tener ante el tiempo y los golpes de la vida