Mi hermana pequeña y yo siempre hemos estado muy unidos. Somos algo más que hermanos, mejores amigos, somos un equipo. Por eso he querido llevar su huella no solo en el corazón, si no también en mi piel.