Me hice ese tatuaje inspirado en Harry Potter porque cuando estaba pasando una época un poco dura esa saga me hacía desconectar y pensar en otras cosas. Y me tatué esa palabra de la película para recordarme que aunque las cosas estén muy difíciles SIEMPRE hay que volver a levantarse para seguir luchando.