Estar fuera de casa jugando a Fútbol, siendo un niño (16 años), me hacía añorar a los Míos.
Y decidí hacerme el tatuaje, VII (mis Padr@s y los 5 Herman@s q somos). Y cada vez que lo miraba, me daba Fuerzza para seguir…
Pero todavía cobró más Fuerzza, hace 2 años, cuando falleció mi Hermana mayor, tras 2 trasplantes de hígado fallidos.
Así que es algo que SIEMPRE llevaré con Orgullo.