Tengo como casi 30 tatuajes en mi cuerpo, grandes y medianos, pero uno de los más importantes es este pequeño. Es el apellido de mis dos abuelas, ambas se apellidan Reina, y ambas son unas reinas. Casualidades de la vida años después la madre de mi novio sin conocerme de nada empezó a llamarme reina, algo que me dio un pellizquito por dentro. Es una palabra importante y las personas más.