La rosa que llevo tatuada simboliza a mi abuela, una amante de las rosas rojas. Ella fue mi ejemplo a seguir, mi guía y mi confidente. Era la mujer más valiente, fuerte y luchadora del mundo. Era sonrisa en días grises y era esperanza en días oscuros. Y, como le dije el día que me despedí de ella: siempre será la flor más bonita de mi jardín.♥️