Tributo a las mujeres. La gran desconocida para muchos. Tan dulce a veces, como arrogante y cabezona otras. La que te dice no pasa nada cuando piensa todo lo contrario. A veces fría, otras la más loca y apasionada del mundo. La que acude cuando la necesitas y la que nunca ha dejado de estar ahí. Se llame mamá, hermana, tita, abuela, prima, amiga, novia o compañera… simplemente gracias.