Cuando me rompí los ligamentos LPAA, LPC Y LPAA y pensaba que nunca más podría hacer el deporte que más me gusta.Me acordé de la frase que siempre me decía mi abuela, fallecida 1 año antes.Persigue tus sueños hija que el que la sigue la consigue. Con lo que busque en los textos de mi abuela y empecé a formar esa frase con su letra tipica.Para así llevarla siempre en mi corazón y mi piel.