Me lo hice para recordar que llegue al podium de un mundial de bodyboard. Tras años queriendo ir a un mundial y no poder permitírmelo, por fin pude y conseguí un tercer puesto muy luchado. Para mi la sirena representa la fuerza que saque día a día en el agua para competir contra las mejores del mundo. No confiaban en mi, nadie me apoyó económicamente y finalmente les calle la boca.