Mi tío siempre me decía que un día mis libros viajarían a la Luna y brillarían más que el Sol, cundo este murió, decidí escribir mi primer libro, hace un año que lo terminé y esa ilustración fue el diseño de portada, por mi cumpleaños me autoregalé tatuarmelo porque me lo debo; a mi por resiliente y a mi tío por creer en mi.