Soy una persona con un trastorno adictivo, es decir, adicto a las drogas y llevo casi tres años rehabilitado y limpio gracias a un proceso duro pero tremendamente agradecido. Decidí hacerme un cohete con la palabra “Imparable” al lado porque es como me siento, directo hacia el cielo sin ningún freno. Además, dentro del mismo se lee la fecha que comencé mi tratamiento antidroga (18/V/17)