Éste tatuaje nos lo hicimos mi marido y yo dos años después de nuestra boda. Son las coordenadas del castillo de Budapest dónde me pidió casarme con él.
Un precioso recuerdo que estará siempre en nuestra cabeza y nuestra piel.