Llevo tatuado el nombre de mis dos hijos. Las dos estrellas hacen referencia a mi abuelo que se fue hace 17 años y es la persona más importante y a la que más he querido. Y la otra estrella es un mi bebé que lo perdí estando embarazada de 4 meses.