Que mejor recuerdo de los Juegos Olímpicos de Río 2016 que has compartido con tu pareja que tatuarte la medalla de plata conseguida.