Este tatuaje me lo hice por mi madre.
Cada vez que lo vea, me recordará lo luchadora que ha sido, es y será.
Lo valiente que fue mostrándose fuerte ante mi hermana y yo.
Lo mal que lo pasamos en esa época, pero lo bien que estamos ahora.
Doy gracias cada día por seguir viendo su sonrisa.
Ella SI es un ángel.