Me lo regaló mi cuñada en honor a mi hija que falleció a los cuatro días de nacer,y por eso me tragué el nombre de Alexia y un chupete.