Hola, me llamo Lucía, tengo 18 años.
Decidí hacerme este tatuaje, porque el día 31/12/2014 murió la persona que más quiero en esta vida, que es mi bisabuela.
Lo pase muy mal cuando murió, y entonces se me ocurrió hacerme el tatuaje en mi piel, para no olvidarme nunca de ella, y cuando esté mal, pues mirar su tatuaje y saber que ella va estar siempre conmigo apoyándome.