Este tatuaje me lo regalado mi hija.
Es el amor qué siente una hija al ser abrazada por su madre. Se siente protegida entre sus brazos.
Mi hija tiene 21 años y sin ella no podría vivir.