Mi último tatuaje, cupido lanzando una flecha, representación del amor. Hecho el primer día después de estar en cuarentena, sin pensarlo.