Significa dejar una parte de ti en las cosas que haces, en las que te importan sobre todo (Meraki), tanto en el presente como en el pasado y el futuro (triángulo invertido).
La rosa siempre me ha representado desde pequeña.