El tatuaje simboliza el amor por mi mascota, y el recuerdo para toda la vida, aunque en algún momento deje de estar a mi lado.