Este tatuaje representa el poder del pensamiento positivo. Muchas veces nos olvidamos de «pensar bonito».

Viene del griego y se trata de un buen espíritu, una mente pura y en buen equilibrio.