Me lo hice hace 4 días, en ese mismo sitio llevaba tatuado un duende sentado en una seta, de mi juventud y de mi época de diversión. Aparte de que el tatuaje ya estaba muy desgastado hace poco he decidido renovarme, volver a arreglarme, a salir y a divertirme aún más que en mi juventud y que mejor comienzo que por lo que se lleva inscrito en la piel.