Mi abuelo era marinero y mi hermana y yo nos tatuamos un ancla cuando murió. De esta manera, podemos tenerlo en la piel de una manera super representativa y que nos recuerde a él.