Es el símbolo del Caos, es una forma de decirme a mi mi misma que todo lo que nos rodea puede cambiar fácilmente de un día a otro.