Tuve una etapa mala en mi vida, en la que dejé salir a la bestia de mi interior.
Gracias a un cantante que me inspiró, aprendí a “retener” a esa bestia, pero no ha matarla, ella sigue dentro de mi, y la voy alimentando poco a poco para que ella no se alimente de mi.