Mi tatuaje refleja la felicidad. Porque es lo más importante en esta vida ser feliz.El tatuaje me lo hice con 16 años ya que a mis padres le parecieron bien y me firmaron un papel donde ponía que daban su consentimiento.