Para mi la rosa significa libertad, amor, aventura… Fue el primer tatuaje que me hice a los 18. Y quise que representará todo lo que yo esperaba de mi mayoría de edad. El color rojo lo quise porque es uno de mis favoritos, sin duda volvería a tatuarlo.