La flor de loto en la cultura japonesa significaba la fuerza y la valentía, y con ella quería representar a mi madre y a mi abuela