Pasando una etapa dura de nuestra vida, madre e hija decidimos estar más unidas que nunca tatuandonos nuestras iniciales en la piel