Es mi único y 1er tatuaje. Me lo hice el pasado verano 2019. Después de más de 20 años queriendo hacermelo, tras 2 divorcios y con 47 años, ahora que llevo más de 2 años viviendo solo y que no necesito pedir opinión a nadie y que me siento feliz en la vida y resurgiendo de mis cenizas me tatue toda la espalda con un AVE FÉNIX JAPONÉS: una verdadera OBRA DE ARTE