“Nunca lamentes” como lema de vida e inspiración a seguir adelante pese a las adversidades que nos pone la vida. También puede significar “nunca te arrepientas”.