Lo que me inspiró para hacerme el tatuaje fue la muerte de mi abuela materna, la cual me ha cuidado desde que nací y fue muy dura su marcha. Me hice el tatuaje para tenerla siempre conmigo fuera a donde fuera, y no olvidarme nunca de ella.