Dos gatitos jugando con una mariposa, haciendo un corazón con sus colitas.
Representan a mis dos gatos, para mí como mis hijos. En aquel entonces uno de ellos estaba muy malito y sabía que pronto ya no podría disfrutar más de su amor y compañía. Quería de alguna forma representar lo que significaban para mí, por eso tatuarlos era la mejor manera de poder llevarlos siempre conmigo