Me encanta viajar y conocer nuevos lugares y paisajes. Tanto así que me tatué un avión como símbolo del amor al viaje y a la aventura