En honor a mi tío que falleció hace poco por un suicidio, era Escorpio y que mejor forma que recordarlo que en mi propia piel