Arbol de la vida. Para vivir son necesarias tres cosas fundamentales: tener los pies en la tierra (raíces), crecer en todos los sentidos (tronco), florecer (conseguir tus objetivos, hojas) y dejar siempre un hueco para volar (pájaros).