El tatuaje muestra la firma de mi padre. Nos dejó hace 8 años y no vi mejor manera de recordarlo siempre que llevarlo en mi piel, a parte de en mi cabeza.