Este es el tatuaje más pequeño que tengo, (ya que el resto que tengo son grandes) y para mi el más bonito y el más significativo ya que me lo hice con mi mejor amiga, el día de Sant Jordi, que aquí en catalunya siempre se regalan rosas, para que nunca nos faltara la nuestra.