Hace tiempo leí un libro titulado Heima es hogar en islandés. Trataba sobre una chica que se iba de viaje sin rumbo fijo y acabó en Islandia. Me gustó mucho porque yo haría lo mismo si pudiese viajar y viajar sin un rumbo fijo pero explorando todas las culturas posibles.

Por eso allá donde mis pies me lleven, allá a donde vuele siempre será mi Heima.