Es un tatuaje que me hice para llevar siempre un recuerdo de mi abuela conmigo. La amapola es una flor que me recuerda mucho a ella porque en muchas historias que me contaba en su infancia aparece esta flor y en el final del tallo están LOS LATIDOS DE SU CORAZÓN. Tenía un electrocardiograma suyo en casa y de ahí los saque. Ella Falleció hace 4 años pero siempre formará parte de mi