Me hice el triskel celta por haber estado viviendo en Asturias. Allí viví los mejores años de mi vida y conocí a las personas más importantes que hoy tengo.