La huella de mi hijo , una interrupción de embarazo a los 8 meses y medio por una malformación en el cerebro le privó del regalo de la vida… Ahora siempre caminará conmigo… Mis pasos serán los suyos!