La M es la inicial de mi primer hijo, me lo tatué cuando nació. La niña comparte la inicial con su hermano, así que decidí tatuarme la constelación de Escorpio ya que es su horoscopo.