Es la unión con mi madre. Representa la promesa que de pequeña siempre hacíamos para todo. A día de hoy es un gesto que siempre me recuerda a ella. 🙂